Clotàs G 2017

  • Variedades: 100% Garnacha procedente únicamente de la parcela 238. Se practica una viticultura tradicional integrada, orgánica, sostenible, respetuosa con el medio ambiente y siguiendo los ciclos naturales de la planta. Laboreo mecánico, sin utilización de herbicidas.
  • Suelo y climatología: Suelo arenoso-gravoso y clima mediterráneo, con gran influencia del mar e inviernos muy fríos.
  • Vinificación: La vendimia es manual y el propio bodeguero hace una selección de racimos a la entrada en bodega. Encube de racimos despalillados y no estrujados, en barricas abiertas de 225 litros, fermentando durante 14 días, con dos hundimientos diarios del sombrero con las manos. Prensado vertical y fermentación maloláctica en barrica, sin adicción de sulfitos y con las levaduras propias de las uvas.
  • Crianza: 8 meses en barricas de roble francés. No se estabiliza en frío y pasa por un filtrado muy suave por lo que puede contener precipitaciones.
  • Volumen: 14,5%
  • Número de botellas: 1.200

El vino Clotàs G 2016 tiene un limpio y brillante color rojo picota con reflejos granates y capa media.

Muestra una alta intensidad en nariz, con un perfil frutal maduro muy limpio y abundante combinado con frescura de alta montaña. Va aumentando gradualmente en complejidad ofreciendo diferentes caras, notas especiadas de clavo y un punto de canela en armonía con delicadas pinceladas florales de lavanda.

La fragancia de pino se va haciendo más intensa resultando exquisitamente fragante en combinación con la lavanda. Olfativamente se le puede calificar de perfumado y muy elegante.

En boca tiene una entrada muy frutal con protagonismo de fresca fruta roja en sazón: cerezas y frambuesas. El tacto es carnoso pero muy pulido. En el recorrido deja una sensación cálida pero en su final es muy fresco, dejando matices mentolados. Aparecen notas de caramelo duro que contrastan con finos toques ahumados y chispas de pimienta negra.

Es largo, potente y persistente pero su gran acidez hace que se beba con gran facilidad y que te invite a seguir bebiéndolo. La madera está muy bien integrada y tiene un potencial de evolución en botella muy positivo.

Un vino muy completo que se degusta con placer tanto solo como acompañado. Como se expresó de la nariz, es un vino muy perfumado, fresco y elegante por lo que se puede acompañar de gran variedad de presentaciones gastronómicas, incuyendo pescados azules a la brasa o en guisos, tapas elaboradas, ensaladas templadas, pastas, arroces, carnes blancas y caza menor, arroces, risottos, pasta, setas…

Actualizado en abril de 2019

Anuncios