¿Conocéis la variedad Bonicaire?

La variedad Bonicaire es un tipo de uva intrínsecamente mediterránea, y cepas centenarias se encuentran desde Murcia hasta Cataluña (donde se la conoce como Trepat) y por supuesto, en la Comunidad Valenciana.

En el pasado había muchas hectáreas plantadas con esta variedad en la zona de Castellón pero en la actualidad cada vez es más difícil de encontrar puesto que al no contar con un grado alto de azúcar, al viticultor no se le pagaba mucho por ella y por lo tanto, no le resultaba rentable.

Racimo Bonicaire

En la comarca de Les Useres, Vicent Flors cuida de un viñedo de Bonicaire de 80 años de edad perteneciente a un familiar suyo, pero no había pasado de vinificar pequeñas cantidades que incorporaba a otros vinos de coupage o ensamblaje.

Realmente su objetivo durante los últimos seis años ha sido recuperar las cepas que habían quedado algo abandonadas, levantándolas para que quedaran bien aireadas y así impedir que se produzcan plagas de hongos, de hecho ha conseguido incluso resucitar algunas de ellas que parecían haber muerto.

Racimo Bonicaire 2

Vendimió hace apenas una semana porque es una variedad de madurez temprana, y este año sí cree que tiene las características que él busca para lanzarse a la creación de un vino nuevo. Quizás forme parte de un nuevo coupage…

La variedad se caracteriza visualmente por la manera en la que los hombros de los racimos se enganchan al sarmiento y las uvas del propio racimo se enredan entre sí.

Aquí os dejamos las imágenes de los racimos antes de la vendimia, de los valientes vendimiadores que vinieron de Madrid para echar una mano, y de los primeros pasos en la elaboración con uva entera en barrica abierta, como la bajada del sombrero con sus propias manos. ¡La bodega ya huele a carbónico!

Preparándose para vendimiar

Un apunte importante, en la vendimia de Bodega Flors las cajas no tocan el suelo para evitar el contacto con la tierra, se van colocando en el tractor y el tractorista se encarga de organizarlas.

Cuando ya esté más avanzado el proceso os iremos contando más cosas sobre este vino. De momento os podemos adelantar que destaca aromáticamente y la boca, es muy prometedora.

Va a ser una producción muy reducida de unas 500 botellas, así que habrá que estar pendiente y no quedarnos sin probarlo.

Hundimiento del sombrero del mosto con las manos